GatoSolamente necesitas 3 minutos y un suelo donde puedas apoyar tus manos y rodillas.

El ejercicio básico de este vídeo es el ‘’gato’’.

Trata de arquear la espalda al completo en ambos sentidos como si fueras un felino estirándose y enfadándose.

En la primera de ellas, deja caer la curvatura de la espalda hacia el suelo y separa los hombros de las orejas (ojo…no es necesario hiperextender la cervical)

Con la segunda, realiza una curva invertida exagerando la cifosis dorsal y aproximando el glúteo y la cabeza al ombligo.

–          Con una mano sobre el pecho, realiza una rotación dorsal hacia el techo y , al contrario, hacia el suelo.

–          Como variante del gato, haz una onda en diagonal, apoyando una mano sobre la otra para abrir con mayor amplitud la zona dorsal de ese lado.

Con estos 3 sencillos ejercicios podrás mejorar tu movilidad de cada una de las vértebras y será un buen desengrasante para la columna, que a tantas tensiones y posiciones ‘’encogidas’’ se ve envuelta a lo largo del día, sobre todo frente al volante o el ordenador.

¡¡En este vídeo lo tienes todo muy claro!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *