La llamada posición de FIJACIÓN es la posición final del movimiento el la que tienen que estar bloqueados codos y rodillas, con el brazo estirado por encima de la cabeza.

Es la posición en la que acaba la kettlebell cada vez que haces un movimiento por encima de la cabeza. ¡Y debes marcarla bien!

Debes estar de pie, con el talón apoyado, rodilla, cadera y brazo extendidos. Éste, debe estar alineado con el resto del cuerpo.

Recuerda que debes relajarte todo lo que puedas, así que quita tensión de los dedos de la mano y antebrazo. Tranquil@, la kettlebell no se caerá, el contacto con ella debes hacerlo con el antebrazo.

Debes tratar de relajar los cuádriceps también.

Alinea bien la kettlebell con el cuerpo, eso hará que aguantes el peso mucho mejor. Si lo alejas de la línea del cuerpo… te pesará más.

Y recuerda, trata siempre de mantener una respiración fluida. ¡Debes respirar en esa posición! No estés en apnea.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *