¿Hay que hacer más injusta la injusticia?

Oscar Pistorius en acción

Todos sabemos que la vida es injusta. Nosotros podemos haber tenido una infancia mucho mejor que la del muchacho al que le tocó vivir en una chabola, pero éste, quizá se pueda considerar un privilegiado, si se compara con un somalí que no tiene ni una gota de leche. Podemos pensar en lo privilegiado que es Leonel Messi, jugando a un nivel estratosférico, divirtiéndose y, encima cobrando millones. Pero seguramente, no conocemos bien su vida, no sabemos lo que sufrió para llegar donde ha llegado, lo dura que fue su infancia, los tratamientos que tuvo que hacer, etc.

Todos nos apiadamos de la gente -y sobre todo, de los jóvenes- que sufre algún tipo de minusvalía. Afortunadamente, la sociedad (y, particularmente, en España) ha ido más allá y se ha ocupado de verdad de estas personas, si bien, como todo en la vida, siempre podría mejorarse.

Nos posicionamos en seguida en lo “políticamente correcto”.

El deporte llamado paralímpico ha sido muy ayudado, y los resultados internacionales, se notan.

La competiciones paralímpicas no suelen ser justas ya que, si bien hay muchas más modalidades que en las competiciones “normales”, muchas veces compiten entre sí deportistas con minusvalías muy diferentes.

Estos últimos días, ha vuelto a saltar a la palestra el caso del atleta sudafricano Oscar Pistorius, “the Blade Runner”, campeón paralímpico en varias modalidades, que obtuvo permiso y acaba de correr la prueba de 400 metros lisos en el Campeonato Mundial, en Daegu, siendo eliminado en semifinales.

Entendiendo muy bien la situación de Oscar y simpatizando totalmente con él, creemos que la participación de este corredor con sus prótesis transtibiales de carbono, las “Flex-Footh Cheetah”, adultera la competición y, así, la vuelve injusta. Vamos a argumentarlo y nos interesa mucho que nos des tu opinión.

Decir que la vida no ha sido equitativa con Oscar, probablemente es verdad, pero, en cuanto a la competición, no puede sonar más demagógico.

Y, como diría Mourinho, …¿por qué?

Recapitulemos un poco.

Oscar no logra la mínima para los Campeonatos del Mundo de Osaka, en 2007 y, entre tanto, la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) encargó un estudio al profesor alemán Peter Brüggemann, de la Universidad del deporte de Colonia, que concluyó que las mencionadas  prótesis proporcionaban una ventaja injusta sobre los atletas (mal llamados) válidos. Por eso se le prohíbe participar en los JJ.OO. de Beijing, ni en ninguna otra competición de la IAAF. Pero Pistorius recurre al  TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo), de Lausanne y, ese mismo año (2008), le dan la razón. Si Oscar Pistorius logra la marca mínima, podrá correr en los JJ.OO.

Pero, por poquísimo, no lo consigue, cosa que sí logra para los Mundiales de este año.

Varios científicos e investigadores, contradicen la decisión del TAS y anuncian que al menos dos de los científicos que hicieron las pruebas, concluyeron que Pistorius tenía ventaja sobre los demás. Se habla de un consumo de 25% menos de oxígeno y por lo tanto menor fatiga, menor producción de ácido láctico y …unos 10 segundos de ventaja, de entrada, sobre los otros.

En este sentido, son muy interesantes los comentarios del gran Michael Johnson, sobre la fatiga muscular y la dificultad de ciertos movimientos, en los últimos100 metros.

Algunos hablan de “dóping técnico”, como ya se hizo con algunas bicicletas que se usaron para batir el récord del mundo de la hora o, más recientemente, las combinaciones de “piel de tiburón” que ayudaron claramente a hacer caer fácilmente y por bastante, records mundiales de natación.

Si vemos con cuidado las imágenes de las carreras de Oscar Pistorius, nos damos cuenta de varias curiosidades: como pasa relativamente fácilmente a otros atletas por el exterior, o que corre igual de rápido los primeros 200 que los segundos 200 metros.

El hecho de que desde el primer momento que empezara a correr los 400 metros, tuviera marcas tan buenas, hace de él o bien un atleta superdotado o alguien con una ventaja clara.

Oscar, está claro, no hace trampa, ya que la IAAF le permite correr, pero, ¿son carreras equitativas? ¿Qué pasará cuando empiece a ganar -con estas mismas prótesis o con unas mejores- o cuando empiecen a llegar otros “Oscar Pistorius”? ¿Por qué no se permite a atletas paralímpicos correr con bicicletas contra los “válidos”…?

Creemos que Oscar tiene un mérito extraordinario y que merece lo mejor, pero quizá habría que organizar carreras con estos “zancos” y que demuestre su valía de un modo más justo.

¿Qué opinas?…

2011-09-03T07:43:39+00:00 Competición, Discapacidad|